Huerta Coop. Los Apisquillos

Huerta de la Cooperativa Los Apisquillos en el mes de julio, Puebla de la Sierra. Fotografía: José Vicente de Lucio.

El proyecto En Madrid, cada plato es un paisaje pretende dar a conocer los alimentos producidos en la Comunidad de Madrid a través de un recorrido por sus paisajes, facilitando información sobre las opciones existentes de alimentación sostenible vinculada a su territorio –frescos, de cercanía, de temporada, ecológicos…–, en concreto sobre aquellos productos con algún certificado o sello de calidad. 

De la mano de una selección de platos, algunos de ellos recetas tradicionales de nuestra región, viajaremos a lo largo de los variopintos paisajes madrileños, conociendo los productos de las diferentes comarcas y sus productores. Descubriremos cómo la apicultura nos ayuda a mantener la biodiversidad, cómo los olivares y pastizales sirven de refugio a las aves o cómo los rebaños de cabras son una de las piezas clave para el mantenimiento de espacios como la Reserva de la Biosfera Sierra del Rincón.

Este viaje gastronómico nos descubrirá, además, las certificaciones y sellos que nos ayudan a identificar productos de calidad, cuyos procesos de producción facilitan el mantenimiento y recuperación del paisaje, la biodiversidad y los saberes tradicionales. Algunas de estas marcas de calidad son las denominaciones de origen, la certificación ecológica, la marca de garantía de Alimentos de Madrid o el sello AgroEcoSocial.

Muchos podrán preguntarse por qué es necesario conservar el paisaje. En el proyecto En Madrid, cada plato es un paisaje, encontramos la respuesta. El paisaje no es más que el resultado de la interacción humana con la naturaleza, y del equilibro entre ambas partes dependen hábitats y especies, así como una producción agraria de calidad.

Dehesa en la finca Las Tejoneras en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares (Becerril de la Sierra), cuyo uso productivo es la ganadería extensiva. Fotografía: Ibéricos JP Marabotto.

Con En Madrid, cada plato es un paisaje, podrás conocer algunos de los productores de la Comunidad de Madrid cuyas actividades agrarias mantienen, en mayor o en menor medida, una relación de equilibrio con los paisajes madrileños, ayudando en la conservación de la biodiversidad y el buen estado del entorno para el disfrute de todos.

El proyecto arranca con una selección de trece platos organizados, según el origen del ingrediente principal, en una de las seis comarcas agrarias de la Comunidad de Madrid. En estos platos participan 25 productores madrileños que aportan productos tan variados como frutos rojos, vinos, legumbres, hortalizas y verduras, quesos, lácteos, carne de ternera, aceites, cabrito o miel. La intención del proyecto es seguir enriqueciendo el recetario con nuevos platos, productos y productores, así como de nuevas herramientas para aproximarnos a ellos, como es un Mapa de productos y productores de la Comunidad de Madrid.

Pero esta exploración de nuestros paisajes y los alimentos que se producen en ellos no se queda aquí. Para enriquecer este aprendizaje hemos organizado talleres infantiles online y rutas agroturísticas a diferentes productores de la Comunidad de Madrid permitiéndonos ver, oír, saborear y sentir los alimentos y el paisaje. 

Por último, queremos señalar que este proyecto es fruto del apoyo de Fundación Montemadrid y Bankia, como iniciativa seleccionada en la Convocatoria MADS 2019, y no podría haberse iniciado ni desarrollado sin la colaboración de los productores y elaboradores –agricultores, viticultores, ganaderos…– de la Comunidad de Madrid que participan en él.

Panorámica de la finca de frutos rojos El Puente del Molino en Lozoya, al fondo el embalse de Pinilla. Fotografía: El Puente del Molino.